se se se

Uses of 'se' in Spanish Language:

1. 'se' is used as an Indirect Object Pronoun: Se lo dije a ella. (change indirect object pronoun le, les to 'se' if the direct object pronoun is 'lo', los', 'la' or 'las').

 

2. The use of Reflexive Verb in third person singular or plural requires the use of 'se': se lava, se lavan. (verb 'lavarse' - to wash oneself).

 

3. The impersonal 'se' is formed using Reflexive Pronoun 'se': Se cree que..., Se dice que..., Se sabe que... (always used with third person singular verb).

 

4. The passive 'se' can be used with both singular and plural third person verb: Se venden... , ...se habían construido...

 

5. And there is unplanned/ accidental 'se': Se me olvidó...

 

6. Reciprocal 'se': to each other: Se despiden.

 

7. Don't get confused with 'se' with an accent 'sé': 'yo' present indicative of verb 'saber' is 'sé': yo sé - I know and 'tú' command form of verb 'ser' is 'sé': ¡Sé bueno! - Be good!, Be nice!

 

Reflexive pronoun 'se' can be attached to infinitive Al escucharse estas palabras, to present participle (gerund) —le dijo su mamá poniéndose seria— and to affirmative command ¡Lávense! (ustedes)

 

But with conjugated verb, reflexive pronoun 'se' (or me, te, nos) goes before conjugated verb: El bebé se lava. Exception: an affirmative command: ¡Lávense! (ustedes)

 

Indirect object pronoun 'se' can be attached to infinitive (along with direct object pronoun) Tienes que dárselo. Tienes que dársela., to present participle (gerund) explicándoselo, explicándosela, explicándoselos, explicándoselas and to affirmative command ¡Dénselo! (ustedes)

 

Sentences with 'se':

 

" De esa manera los insurgentes salieron del apuro en que se encontraban."

 

" Desde entonces, por tan gloriosa acción, en ese lugar se colocó una inscripción que decía: “Calle de San Diego y valor de Narciso Mendoza”."

 

" Cuando el cielo se cubría de oscuridad, ella se convertía en la niña más feliz del mundo."

 

" Celina se dispuso a platicarles."

 

" Se levantó, imitando la voz de su amigo el libro, les repitió palabra por palabra: “Celina, déjame decirte que leer libera la imaginación y la magia de las palabras."

 

" Los libros somos como naves en las que se puede viajar en el tiempo y el espacio para conocer diferentes lugares, personas, costumbres, gustos, inventos y aficiones."

 

"” En ese momento, la mamá de Celina exclamó: —¡Ya entiendo! Por eso se dice que el libro es el mejor amigo de las personas."

 

" Ella me miró y en su rostro se dibujó una sonrisa al tiempo que gritó —Carlos, ven, mira lo que tenemos—."

 

" Corrí tan rápido que el polvo se levantó bajo mis pies."

 

" Al llegar, mis ojos se abrieron sorprendidos al ver lo que escondían: una bolsa llena de cohetes de muchos tipos."

 

" Había brujitas, ratones, palomas y ¡todo lo que yo jamás había podido comprar! Lu dijo que su hermano se los había traído como regalo de cumpleaños."

 

" Cuando Lu puso una paloma en mi mano me imaginaba el ruido que haría y ya no podía esperar para encenderla; pero la condición para prender un cohete era que no se podía aventar hasta que la mecha estuviera a punto de terminarse."

 

" Lu encendió el cerillo mientras todos se alejaban y tapaban sus oídos; yo no podía aventar la paloma hasta que ellos me dijeran, pero al calor de la mecha pronto llegó a mis de- dos y cada vez era más caliente; no aguanté más y lo solté cerca de la bolsa"

 

" En esta recámara dormían, claro está, el señor y la señora Pérez, quienes se habían acostumbrado tanto al tintinear de las gotas en el lavabo, que el insistente sonido los ayudaba a dormir mejor."

 

" La gotita rebelde Carlos Ramos Burboa - En el interior de la llave de agua, innumerables gotas se arremolinaban y apretujaban, mientras les llegaba su turno de salir a la luz del día."

 

" El contorno casi esférico de la infortunada gota se deformaba y alargaba hasta convertirse en un delgadísimo hilo de agua que, al alcanzar la boquilla del grifo, retomaba poco a poco su forma original."

 

" La desdichada gota intentaba casi siempre aferrarse con todas sus fuerzas al borde metálico, hasta que flaqueaba y se desprendía en un salto mortal, acompañado siempre por los gemidos de las gotas que presenciaban su vertiginosa caída."

 

"Una mañana, cuando se filtraban por la ventana los primeros rayos del sol, apareció en la llave del agua una gotita muy especial."

 

" Hizo algunas preguntas a las gotas ancianas, que se aferraban tenazmente a las paredes del grifo, y, tras considerar la situación en silencio por unos segundos, lanzó la siguiente arenga: “Hermanas gotas, para llegar hasta aquí hemos recorrido cientos"

 

"La señora Pérez se levantó y, tras unos cuantos pasos, se detuvo en seco frente al lavabo."

 

" Más que una gota de agua, parecía un globo que se inflaba más y más."

 

" En el último instante, justo antes de que la descomunal gota se reventara con un sonoro estallido, la señora Pérez vio un punto de luz en su superficie, como si un minúsculo sol ardiera en su interior."

 

" Pero dentro del grifo, la increíble historia de la gotita rebelde se transmitió de una generación a otra de gotas durante muchísimos años."

 

" Al día siguiente, al entregarle las refacciones a su sobrino Melquiades, se dio cuenta de que la caja de una de las bujías estaba vacía, aunque el empaque estaba perfectamente cerrado, como los demás."

 

" Me vendió una caja vacía! —contestó don Juan, y de su boca salieron de nuevo sapos, culebras, alacranes y otras palabras tan groseras que nadie se atrevía a repetirlas."

 

" Cuando él se acercó a don Sebastián para intentar golpearlo, varias manos lo sujetaron."

 

" Don Juan casi se la arrebató, dio media vuelta y muy enojado regresó a su rancho."

 

" Don Juan sintió que, con cada paso que daba, se ponía más rojo de vergüenza."

 

" Cuando se encontró frente a don Sebastián no sabía cómo empezar y el silencio inundó la refaccionaria."

 

" —¡Discúlpeme, don Sebastián, usted tenía razón! No sé cómo se salió la bujía de su caja ni cómo se cerró sola, y hace un momento la encontré en la mochila."

 

" —No se preocupe, don Juan."

 

" Ella se deja hacer, cambia de forma a nuestro antojo, sostiene nuestros barquitos de papel durante las carreras de los domingos y se convierte en agua de limón, y de jamaica, y de horchata."

 

" Pero a veces el agua cambia y se vuelve salvaje y terrible; en esas ocasiones se acumula y se desborda de los ríos y de las laderas y, aunque sólo llegue abajo de la rodilla, arrastra todo lo que encuentra a su paso, animales, personas y coches."

 

" Inundaciones Maia Fernández Miret - Aunque sus efectos se parecen, las inundaciones pueden ocurrir por diferentes causas."

 

" Sucede lo mismo cuando se talan todos los árboles de un lugar: la tierra queda suelta y no tiene de dónde agarrarse, y cuando llega el agua la arrastra en su camino."

 

" En algunas ocasiones se rompe una presa o un dique, y el agua que estaba adentro sale a toda velocidad, o una tormenta en el mar produce olas tan grandes que se meten a la costa y la inundan."

 

" Si el agua sube mucho y tu familia no tuvo tiempo de salir, pueden subir al techo, pero si viven en una casa que esté en una zona baja, o si está hecha de palma, carrizo o adobe, es mejor que se dirijan a otro lugar lo antes posible, porque el agua puede"

 

" Tampoco es buena idea estar cerca de cables eléctricos que se hayan caído, ni de casas o bardas que estén dañadas, porque pueden desplomarse."

 

" Con ayuda de tus amigos y de tu familia o tu maestro, haz un mapa de la comunidad, indica cuáles son las zonas más bajas y las más altas, y dónde están las laderas que pueden deslavarse."

 

" Si hay un río, muestra por dónde pasa, y trata de imaginar qué lugares afectaría si se desbordara, primero un metro, luego dos y así hasta varios metros."

 

" Trata de imaginar qué caminos se inundarían y cuáles servirían para llegar a algún lugar seguro en caso de emergencia y traza una ruta; averigua qué construcciones de tu comunidad sirven como refugios temporales y muéstralos en el mapa."

 

" Indica dónde están los documentos importantes y los teléfonos de emergencia (hay que guardarlos en una bolsa de plástico para que no les pase nada si se mojan), y dónde se guardan los suministros de emergencia: un botiquín, el radio de pilas, una lintern"

 

" Es verdad que cuando el agua se sale de control es muy peligrosa, pero si observas con cuidado la forma en que está organizada tu comunidad, y haces planes para que todos estén seguros durante una inundación, siempre podrás disfrutar el agua mansa y tran"

 

" En Tula, encontramos una serie de construcciones que —nos dijeron— se habían construido hace mucho tiempo, antes de la llegada de los españoles."

 

"El Parque Nacional de Tula, donde se encuentran los Atlantes, es muy amplio."

 

" No sé si esto es real, porque los hombres son más grandes que las víboras."

 

" Nadie quería salir de casa, todas las personas permanecían en sus hogares intentando calentarse."

 

" —Mami, te prometo abrigarme —dijo Margarita, e insistió tantas veces hasta que su mamá ya cansada concluyó: —hija, ¡no saldrás!, mejor juega con tu hermano para que se le quite el frío— y así lo hizo."

 

" En ese momento, la abuela decidió dejar la estufa encendida unos momentos para que se calentara un poco la casa, y, al mismo tiempo, prendió su anafre."

 

" Poco a poco se dieron cuenta de que todos se estaban sintiendo igual, así que decidieron ir al doctor."

 

" Deben saber que el monóxido de carbono es un gas tóxico que se forma cuando, al quemarse un combustible, éste no se oxigena bien; por eso es importante que estén muy atentos."

 

" Aunque, lo más importante es que no se prendan en casa velas y anafres."

 

" Después entran Edy y Andrea, no se hablan y no se despiden."

 

" Diego y Daniela suben y se acomoda cada quien en su lugar."

 

"Niños: ¡Vámonos! ¡Vámonos! ¡Vámonos! Diego: No se diga más, ¡vámonos…! Primera parada en la casa de Andrea."

 

" Al escucharse estas palabras, ambos choferes guardan silencio, se voltean a ver, quedan quietos un segundo y después continúan con sus rutinas."

 

" Cuando se disponen a dar la marcha, el camioncito se mueve a la derecha, después se mueve a la izquierda, así por segundos hasta que los niños comienzan a gritar."

 

" Niños: ¡Ya se atoró, ya se atoró, ya se atoró! ¡Ya nos queremos ir…! Después de unos segundos, Diego y Daniela, ya molestos, apagan el motor del transporte y bajan de inmediato."

 

" Antes de ponerse frente a frente ambos se arreglan la corbata haciendo los mismos gestos."

 

" Y sí sé manejar."

 

" Andrea y Edy miran a los choferes, luego se ven entre ellos y se dan la espalda."

 

" ¡La escuela me contrató! Diego: Mira, si sigues queriendo manejar el camión al mismo tiempo que yo, no se va a mover."

 

" Ambos se quedan quietos, se miran."

 

" Ambos se quedan quietos y se miran."

 

"Diego: ¿Y entonces? (Edy y Andrea se miran, se acercan despacio hasta que se hablan."

 

" Mientras Diego y Daniela siguen forcejeando y discuten sobre quién debe manejar, se caen, se levantan."

 

" Diego y Daniela voltean a verlos, luego se quedan quietos, se ignoran y se separan."

 

"Andrea: No sé."

 

" Diego: Pues tengo mucha prisa, se hace tarde."

 

"Daniela: Éste no me quiere dejar manejar porque soy mujer y dice que no sé."

 

"¿Entonces quién maneja mejor? Diego y Daniela: Pues yo… (Se voltean a ver, arreglan su corbata y se dan la espalda."

 

"Niños: ¡Ya se hace tarde, vámonos…! Diego: Bueno, pues, yo manejo de ida… hasta dejar a todos los niños."

 

" ¿Qué te parece? Diego y Daniela: De acuerdo… (Se dan la mano, y se arreglan la corbata."

 

"Edy: Entonces vámonos que se hace tarde."

 

" Niños: ¡Vámonos, vámonos, vámonos…! Todos suben al camioncito, se acomodan y se marchan, mientras Diego conduce."

 

" Más tarde regresa el transporte vacío, maneja Daniela y Diego la acompaña, se estaciona, bajan y ella cierra el camioncito."

 

" Antes de salir, Daniela y Diego se dan la mano mientras sonríen y después salen por completo."

 

" Recibir un galardón es una experiencia muy agradable, pues con él se valora el trabajo individual, o colectivo, de quienes han trabajado con dedicación y entusiasmo en alguna actividad."

 

" Este premio se otorga desde 1990, gracias a los filántropos estadounidenses Richard N."

 

" Goldman, quienes buscaron reconocer el trabajo de aquellas personas que se esfuerzan porque tengamos un mejor ambiente."

 

" Lo que antes fueron tierras áridas, erosionadas y desprovistas de arboledas, poco a poco, con la dedicación de Jesús, se transformaron en zonas arboladas y de cultivo."

 

" Cuando el trabajo fue mayor y las comunidades de los alrededores se dieron cuenta de que el trabajo organizado estaba dando resultado, los campesinos fundaron el Centro de Desarrollo Integral Campesino de la Mixteca (Cedicam), que ha puesto en marcha un "

 

" La historia de Jesús León Santos es un ejemplo de lo que se puede lograr si se trabaja con perseverancia y entrega total."

 

" A la hora de la comida, mi mamá comentó que de regreso a casa había bastante tráfico, algunas calles estaban cerradas y se escuchaba la sirena de los bomberos que apresurados se abrían paso entre los autos."

 

" Lo peor —comentó Laura— es que muchas de esas situaciones se pudieron evitar… Sorprendidos por su comentario, todos volteamos a verla."

 

" Con letras muy grandes, se leía una pregunta: “¿Sabes cómo actuar si se declara un incendio?” Y debajo de la imagen, un texto que decía: “El mejor plan para prevenir incendios es asegurarse de que nunca llegará a declararse uno."

 

"” Mi tía nos explicó que para que se produzca fuego es necesario que se den simultáneamente tres factores: combustible, oxígeno y calor o energía."

 

" Enseguida Laura se apresuró a contestar: —Es muy sencillo, sólo hay que tomar algunas precauciones, como conectar solo un aparato en cada enchufe, no almacenar sustancias inflamables en casa, vigilar el buen estado de los aparatos que funcionan con fuego"

 

" De pronto entramos en una habitación donde se sentía mucho calor."

 

" Seguimos caminando buscando la salida y, al ver una puerta, mi papá corrió para abrirla, pero el oficial gritó: —¡Cuidado! Primero deben asegurarse de que la manija y la puerta no estén calientes, pues si se percibe calor excesivo puede ser que haya fueg"

 

" Inmediatamente, los bomberos la cubrieron con mantas y pedazos de tela, de manera que el fuego se fue extinguiendo poco a poco."

 

" El comandante Álvarez nos dijo que este evento estaba controlado, pero en un caso real no se tiene dominio del fuego, así que era primordial que conociéramos las medidas de seguridad que se deben tomar en estos casos."

 

" Al fondo, se ve que circulan autos y personas."

 

" Me dijeron que se puede armar una figura llena de juegos y diversión, pero no puedo hacerlo."

 

" No sé qué hacer."

 

" Se quedan un rato sosteniendo las figuras."

 

" Juan se desespera y lanza las piezas lejos de él."

 

" Paco las deja en el suelo y se retira a un rincón."

 

" No se puede."

 

" Se queda en medio."

 

" Adriana: ¿Por qué no se juntan? Juan y Paco dudan."

 

" Adriana le hace señas a Javier para que se acerque con sus piezas."

 

" Al fin se deciden y tratan de armar algo entre todos."

 

" Tres niños del público se levantan, llevan en sus manos las piezas faltantes; las acomodan."

 

" Adriana: ¿Vieron? Se necesita de todos para que se puedan armar las figuras que nos ayudan a vivir."

 

" Juan: Si dejan a uno afuera, no se pueden juntar todas las piezas."

 

"El diario de Ana Frank* Domingo 14 de junio de 1942 El viernes 12 de junio me levanté antes de la seis, lo que se entiende, ya que era mi cumpleaños."

 

" Nací en Alemania, en Frankfurt, pero como somos judíos, mi padre se vino a Holanda en 1933."

 

" Las medidas antijudías se sucedieron rápidamente y se nos privó de muchas libertades."

 

" Sólo me despedí de mi gato Mauret, que se quedó con nuestros vecinos."

 

" A nues tros numerosos amigos y conocidos judíos se los están llevando en grupos."

 

" Viernes 24 de diciembre de 1943 Créeme: después de un año y medio de estar enclaustrada, hay momentos en que la copa se desborda."

 

" Sus diarios, que narran su estancia en Theresienstadt, fueron publicados en The Diary of Petr Ginz, 1941-1942, por Atlantic Monthly Press, en Nueva York, en 2004, gracias a su hermana, quien sobrevivió al holocausto y se fue a vivir a Israel."

 

" En su dibujo Paisaje de la Luna transmite su gran deseo de llegar a un lugar, lejano a la Tierra, donde su vida no corriera peligro y se sintiera seguro."

 

" El sol brillaba espléndido a través de la ventana, y se oía el alegre canto de los pájaros en el jardín."

 

" Se acercó a la ventana y, mientras apreciaba el trino de las aves, dejó la mente en blanco, así pensaba mejor."

 

" Y, dicho y hecho, se vistió como de rayo, se peinó frente al espejo, y empezó a rastrear a la traviesa vocal."

 

" Rastreó por toda la casa y ¡NADA! Rastreó todo bien y ¡TEN! Rastreó por todo el jardín y ¡SIN! Rastreó sobre el sillón y ¡NON! ¿Dónde podría estar la traviesa vocal? Se acordó de la maestra del colegio."

 

" El niño del libro era como él, pero la historia parecía sin final, como si al escritor se le acabara la tinta antes de escribir la frase definitiva."

 

" Hasta ahora no he conocido a nadie que no le fascinen los dinosaurios, esos increíbles animales que se originaron hace unos 235 millones de años, pero ¿qué los hace tan interesantes para él? René Hernández Rivera es un experto en dinosaurios."

 

" René Hernández Rivera y su pasión por los dinosaurios Mónica Genis Chimal Una de las razones por las que se dedicó a estudiarlos es que le pareció muy interesante que este grupo haya vivido tantos años y haya existido de tantas formas, por ejemplo, co"

 

" Ellos tuvieron las características necesarias para enfrentar cualquier problema: como el frío, el calor, la falta de alimento, fuertes tormentas y otros problemas; por eso, llegó un momento en que ya no pudieron vivir más en nuestro planeta y se extingui"

 

" Aunque tú no lo creas, en México vivieron muchos dinosaurios, sobre todo en Sonora, Coahuila, Chihuahua y Baja California, y también se han encontrado restos en Michoacán, Oaxaca, Puebla y algunas pistas en Chiapas."

 

" Se llama así porque los restos se descubrieron en un lugar llamado Sabinas, en el estado de Coahuila."

 

" Pero, ¿cómo saben los paleontólogos qué comían, cuánto medían y cómo vivían los dinosaurios? Ante todo, los paleontólogos son como detectives; se especializan en ser grandes observadores, por eso buscan pistas que les ayuden a reconstruir la historia de "

 

" Las pistas que necesita René Hernández son los fósiles: los restos de plantas, frutas, huesos e insectos que se quedaron pegados en las rocas, no importa que pasen miles incluso millones de años, ahí se quedan estas pistas bien cuidadas."

 

" Las pisadas son otras pistas importantísimas, a través de ellas se puede conocer el tamaño, peso y comportamiento, por ejemplo, si viajaban en grupo o solos."

 

" En un día común de trabajo, René se levanta, desayuna y se prepara para una larga caminata."

 

" Cuando encuentra algún fósil tiene que identificar si está bien cuidado, luego se prepara para sacarlo, ya que lo tiene fuera lo envuelve en papel de baño y lo guarda en una bolsa de colecta; para seguir buscando debe marcar el lugar."

 

" Una de las mejores recomendaciones que tiene René Hernández para todos los apasionados de los dinosaurios es leer mucho, sobre todo para que no se queden con información equivocada; por ejemplo, es un mito que los dinosaurios vivieron con los humanos com"

 

" El papá del niño le enseñó a cuidarlo; cada día lo llevaba hasta el lugar donde se encontraba sembrado para regarlo y removerle la tierra."

 

" Les dijo también que, con la madera que se obtiene de los árboles, se fabrican diferentes tipos de muebles, puertas, lápices de grafito y de colores, y diversos artículos que hay en los hogares, escuelas y oficinas."

 

" Para fabricar el papel, se requiere de la celulosa que se extrae de los árboles; es una pulpa preparada con la madera triturada y mezclada con agua."

 

" Con ella, se forma una pasta a la que se añade color o blanqueador, se pasa por rodillos para obtener un lienzo largo y liso que es extendido sobre rejillas para escurrir el agua sobrante; después de secarse, quedará convertido en láminas de papel."

 

" No podía aceptar que se cortaran tantos árboles, y menos el suyo."

 

" —Mira, hijo —respondió la mamá—, yo sé que muchos árboles se utilizan para esa industria, pero existen diferentes maneras para ayudar a salvarlos de terminar en el aserradero."

 

" Con el papel ya reciclado se pueden fabricar cuadernos de notas, tarjetas de felicitación y otras manualidades; así como diversos artículos para el hogar, como lámparas, marcos para fotografías y pinturas u otros objetos decorativos."

 

" —Eso está muy bien —le respondió su mamá, sonriendo—, pero si vas a ser el responsable de cuidarlo hay más cosas que debes saber, como qué come, cada cuándo y en qué cantidad; cuáles son las vacunas que necesita, qué de- bes hacer para que no se enferme "

 

" ¿te alcance con tus domingos? Y si se enferma, ¿con quién lo llevarás para que lo cure? ¿O crees que la tienda te debe cambiar la mascota o devolverte tu dinero? Diego se quedó callado."

 

" Realmente, jamás se le hubiera ocurrido que tener una mascota era un asunto tan complicado."

 

" —Y otra cosa, Diego —le dijo su mamá poniéndose seria—, no se vale traer a casa una mascota y arrepentirse después."

 

" Y para no quedarse con las ganas de una mascota, decidió adoptar una paloma que diario se paraba en el borde de su ventana: le ponía arroz, le platicaba sus secretos, y ella lo escuchaba siempre con mucha atención ladeando la cabeza de forma muy chistosa"

 

" Una mañana, después de semanas de terror, Cricket se paró en medio del patio de la escuela, justo afuera de su salón y gritó: “todos los niños de mi grupo… reportarse de inmediato en el patio, ¡en marcha!” Desde hacía varios meses, Cricket estaba molesto"

 

" La mamá de Cricket, preocupada por el enojo del chiquillo, le explicó que nadie se parecía a nadie: —Ni tu papá ni yo somos iguales —dijo—, ni tú eres del todo igual a nosotros, ni a tus abuelos, pero no es nada malo, todos tenemos algo que ofrecer… Sólo"

 

" Cuando los niños al fin se formaron en el patio de la escuela, Cricket sin perder el tiempo les contó lo ocurrido con el monstruo y les pidió ayuda para capturarlo."

 

" Un par de horas después, el sueño logró vencer a los diminutos guerreros; los niños roncaban, hablaban dormidos, se chupaban el dedo y, justo cuando nadie más lo imaginó, el robadientes apareció entre la oscuridad intentando arrancar las muelas de cada u"

 

" Después de varios minutos de persecución dejaron de ver la sombra del robadientes, se quedaron quietos entre la oscuridad hasta que Peck escuchó el rechinido de una puerta y corrieron hacia donde el niño orejón les señaló."

 

" Veinte pasos después llegaron a una habitación en penumbra donde apenas se veían sobre las paredes algunas fotografías extrañas de personas dientonas… Cricket al darse cuenta de esto guardó silencio y, dando un gran suspiro, dijo: “son fotos de mi famili"

 

"“¡Buenas noches!”, cuando se escucharon estas palabras, los niños pegaron un grito y se encendieron las luces del cuarto."

 

" Cricket se reía y recordaba las palabras del abuelo: “mi nieto aunque es muy inteligente no me podría haber atrapado solo, necesitaba de más ayuda”."

 

" Tiempo después, el abuelo al fin se mandó a hacer sus dientes."

 

" Se los hicieron de acero y cuando mastica parece que están tocando las campanas de la iglesia."

 

" Cricket no para de reírse."

 

" Sintió una gran emoción al recibir este reconocimiento, escuchar el Himno Nacional Mexicano y saber que se convertía en un orgullo nacional."

 

" Desde chiquito, “picoso” Julia González Quiroz Don Ramón atendía una pequeña tienda de abarrotes, de ésas que cada día se ven menos."

 

" En un arranque de inspiración, don Ramón levantó el tablón que bloqueaba el mostrador y corrió hasta la puerta, a tiempo para gritar: “¡Adiós, Sacarina; adiós, Sacarosa!” Y luego se desternilló de risa por su ocurrencia, tanto que no pudo terminar de aco"

 

" Las hermanas, que nunca habían oído aquellas palabras, no supieron bien a bien a qué atenerse, y sólo pensaron que al pobre don Ramón se le había botado algún tornillo."

 

" Con esto se hubiera olvidado el curioso asunto, de no ser por la terquedad de don Ramón, quien, como niño con juguete nuevo, esperaba desde entonces todos los días el re- Sacarina y Sacarosa Carlos Ramos Burboa greso de las hermanas para repetir su consa"

 

" Don Ramón odiaba los días de lluvia, porque no se paraban ni las moscas por su tienda, y él se aburría aún más que de costumbre."

 

" Rina y Rosa, a unos metros de distancia, se detuvieron mientras el chapuzón cubría por completo a don Ramón."

 

" El agua, mezclada con aceite y basura que se acumulaba en la calle, escurría por los cabellos del tendero, y corría por sus brazos y piernas, rígidos como columnas por la sorpresa y el frío."

 

" Las hermanas se miraron entre sí por un instante, y entonces, como si se hubieran leído el pensamiento, gritaron a voz en cuello: “¡Don Ramón, El Remojón!”, y luego corrieron hasta su casa, mientras reían y saltaban como locas."

 

" Cuando llegaba a encontrarse con las hermanas, se quedaban viendo unos a otros durante unos segundos, y luego todos comenzaban a reír al acordarse del tremendo chapuzón de aquella tarde."

 

"Éste es el primer relato de cuando todo se hallaba inmóvil."

 

" Sólo la mar serena se mantenía en reposo, tranquila y apacible, pues la faz de la Tierra aún no se manifestaba."

 

" Y en la oquedad del cosmos hablaron, meditaron y se pusieron de acuerdo para crear al hombre cuando la luz llegara."

 

"—¡Hágase así! ¡Que se llene el vacío! ¡Que esta agua inmensa se retire y desocupe el espacio para que surja la tierra! ¡Que aclare! ¡Que amanezca! ¡Que broten los árboles y los bejucos! Y diciendo esto los Progenitores, como neblina, como nubes, como"

 

" Y los Progenitores se llenaron de alegría."

 

" Mas no se pudo conseguir que aquellas criaturas hablaran."

 

" Cuando los Progenitores vieron que no era posible hacerlas hablar, se dijeron decepcionados: —Esto no estuvo bien."

 

" —¡A probar otra vez! Ya se acerca el amanecer y la aurora."

 

" Entonces hicieron con tierra la carne del hombre, pero vieron que no estaba bien, que se deshacía, que estaba blanda, sin movimiento, sin fuerza y que se caía."

 

" La cara se le iba para un lado."

 

" Con el agua se humedeció rápidamente y no se pudo sostener."

 

" Y dijeron los Progenitores: —Bien se ve que no puede andar ni multiplicarse."

 

" Y luego de consultarse entre sí, dispusieron que se juntara madera para que con ella hicieran un hombre, duro, resistente que los habría de sustentar y alimentar cuando amaneciera."

 

" Se parecían al hombre."

 

" Existieron y se multiplicaron."

 

" No se acordaban de su creador."

 

" Un gran diluvio se formó y cayó sobre las cabezas de los muñecos de palo."

 

" Por esta razón el mono se parece tanto al hombre."

 

" Los Progenitores se juntaron, llegaron y celebraron consejo en la oscuridad de la noche."

 

" Nada se ocultaba a su mirada que con asombro veía la bóveda del cielo y la faz redonda de la Tierra."

 

" Cuando los cuatro primeros hombres despertaron, se llenaron de alegría sus corazones y dieron vida a todos los que habitamos la Tierra."

 

" Por esta razón, a México se le considera como una potencia en este tipo de competencias."

 

" Entre los atletas sobresalientes se encontraba Josefina Cornejo con cuatro medallas de oro, tres de plata y una de bronce."

 

" Coincidió con que el campeonato mundial en Sudáfrica se estaría realizando en ese año y en las fechas del censo, y había un problema, nuestra selección, de la cual siempre estamos deseando que le gane a otros países, jugaría el día en que teníamos que vi"

 

" Aunque dijimos que un mundial no se ve todos los días, porque es cada cuatro años, nos fue más importante darle preferencia al trabajo en el censo, que se realiza cada 10 años, y es que organizarlo no es cualquier cosa: se tiene que poner de acuerdo much"

 

" La información que se reúne es indispensable como apoyo para planear el desarrollo de México, por ejemplo: saber cuántas vacunas hacen falta o dónde se necesita energía eléctrica, escuelas u hospitales."

 

" Ya reunidas con Mary, nos dimos cuenta de que traía puesta la verde —así se le llama a la playera de nuestra selección— debajo de su chaleco del uniforme."

 

" El viento nos golpeaba y, temerosas, nos miramos entre nosotras; entonces, corrimos para refugiarnos debajo de un zaguán, no queríamos que los cuestionarios se mojaran, aunque estaban en las mochilas y traíamos impermeables."

 

" En su rostro se notaba desesperación, no sé si por la lluvia o por ver el juego, pero nos quiso animar diciendo: “Manos a la obra”."

 

" Entonces, Cristina se adelantó y comenzó a tratar de caminar entre el agua: los esfuerzos que hacía provocaron que el impermeable que la cubría se le enredara en la cara asfixiándola."

 

" De súbito, empezó a gritar, en un principio, creímos que jugaba, pero al escuchar que sus gritos se volvían alaridos, nos asustamos, no sabíamos cómo ayudarla pues en ese momento se cayó con la fuerte corriente."

 

" Lo increíble fue que, a pesar de todo, Cristina abrazó con fuerza la mochila con los cuestionarios, no quería que se mojaran, aun cuando estaba poniendo en riesgo su vida."

 

" Mis otras dos compañeras y yo estábamos al borde de la histeria, pero corrimos para ayudarla a levantarse."

 

" Cuando quisimos regresar al zaguán para protegernos de la lluvia, un relámpago, seguido de un estruendoso tronido, hizo temblar el suelo: por el susto, una compañera perdió el equilibrio y se cayó al agua arrastrándonos a su paso a todas las que quedábam"

 

" Soñaba que un enorme pájaro negro se estrellaba contra la ventana con un fragor de vidrios destrozados, se introducía a la casa y se llevaba a su madre."

 

" En el sueño él observaba impotente cómo el gigantesco buitre cogía a Lisa Coid por la ropa con sus garras amarillas, salía por la misma ventana rota y se perdía en un cielo cargado de densos nubarrones."

 

" Encendió la luz con la sensación de ir en un barco a la deriva y se apretó contra el bulto del gran perro que dormía a su lado."

 

" Se quedó escuchando la tormenta y pensando en el pájaro negro y en su madre, esperando que se calmaran los golpes de tambor que sentía en el pecho."

 

" El muchacho miró el reloj: seis y media, hora de levantarse."

 

" Había muchos días así desde que su madre se enfermó; a veces el aire de la casa era pesado, como estar en el fondo del mar."

 

" Pero llovía y llovía desde hacía una semana, un verdadero diluvio, y además a Poncho lo había mordido un venado y no quería moverse."

 

" Alex salió de la cama sin perturbar a Poncho y se vistió tiritando; la calefacción se encendía a las seis, pero todavía no alcanzaba a entibiar su pieza, la última del pasillo."

 

" Para no ofenderlo, sus hijos se los echaban a la boca, pero aprovechaban cualquier descuido para escupirlos en la basura."

 

" Habían tratado en vano de entrenar a Poncho para que se los comiera: el perro era tonto, pero no tanto."

 

" —¿Cuándo se va a mejorar la mamá? —preguntó Nicole, procurando pinchar el gomoso panqueque con su tenedor."

 

" —La mamá se va a morir —comentó Andrea."

 

" —¡Mentirosa! ¡No se va a morir! —chilló Nicole."

 

" —Vamos, niños, cálmense."

 

" La mamá se pondrá bien."

 

" Salió de la cocina a grandes trancos, dispuesto a partir sin desayuno, pero tropezó con el perro en el pasillo y se cayó de bruces."

 

" Minutos después su padre descubrió que tenía una rueda de la camioneta pinchada y debió ayudar a cambiarla, pero de todos modos perdieron minutos preciosos y los tres niños llegaron tarde a clase."

 

" En la precipitación de la salida a Alex se le quedó la tarea de matemáticas, lo cual terminó por deteriorar su relación con el profesor."

 

" Lo consideraba un hombrecito patético que se había propuesto arruinarle la existencia."

 

" Para colmo también se le quedó la flauta y esa tarde tenía ensayo con la orquesta de la escuela; él era el solista y no podía faltar."

 

" En las últimas semanas, desde que su madre se enfermó, venía una mujer a limpiar, pero ese día había avisado que no llegaría a causa de la tormenta."

 

" Aun desde afuera se notaba el deterioro, como si la propiedad estuviera triste."

 

" El aire de abandono empezaba en el jardín y se extendía por las habitaciones hasta el último rincón."

 

" Alex presentía que su familia se estaba desintegrando."

 

" Su hermana Andrea, quien siempre fue algo diferente a las otras niñas, ahora andaba disfrazada y se perdía durante horas en su mundo de fantasía, donde había brujas acechando en los espejos y extraterrestres nadando en la sopa."

 

" Si su madre encontraba la culebra se moría allí mismo del susto, aunque no era probable que eso sucediera, porque, cuando no estaba en el hospital, Lisa Coid pasaba el día en la cama."

 

" Ya no se oía su voz canturreando en italiano, no había música, ni flores, ni ese olor característico de galletas recién horneadas y pintura."

 

" Antes su madre se las arreglaba para trabajar varias horas en su taller, mantener la casa impecable y esperar a sus hijos con galletas; ahora apenas se levantaba por un rato y daba vueltas por las habitaciones con un aire desconcertado, como si no recono"

 

" Sus telas, que antes parecían verdaderas explosiones de color, ahora permanecían olvidadas en los atriles y el óleo se secaba en los tubos."

 

" Ya no era la persona serena de antes, se irritaba con frecuencia, no sólo con los hijos, sino también con su mujer."

 

" A veces le reprochaba a gritos a Lisa que no comía suficiente o no se tomaba sus medicamentos, pero enseguida se arrepentía de su arrebato y le pedía perdón, angustiado."

 

" Resignado a pasar hambre, se dirigió a la nevera en busca de un vaso de leche."

 

" Al principio pensó que eran los gatitos de Nicole en el garaje, pero enseguida se dio cuenta que el ruido provenía de la habitación de sus padres."

 

" Sin ánimo de espiar, en forma casi automática, se aproximó y empujó suavemente la puerta entreabierta Lo que vio lo dejó paralizado."

 

" Largos mechones de cabello negro cubrían el suelo y los hombros frágiles de su madre, mientras su cráneo pelado brillaba como mármol en la luz pálida que se filtraba por la ventana."

 

" Se abalanzó contra John Coid, lanzándolo al suelo de un empujón."

 

" La navaja hizo un arco en el aire, pasó rozando su frente y se clavó de punta en el suelo."

 

" —Está bien, hijo, cálmate, no pasa nada —suplicaba Lisa Coid sujetándolo con sus escasas fuerzas, mientras su padre se protegía la cabeza con los brazos."

 

" Por fin la voz de su madre penetró en su mente y se desinfló su ira en un instante, dando paso al desconcierto y el horror por lo que había hecho."

 

" Se puso de pie y retrocedió tambaleándose; luego echó a correr y se encerró en su pieza."

 

" Llevó a cabo la destrucción sin prisa, con método, en silencio, como quien realiza una tarea fundamental, y sólo se detuvo cuando se le acabaron las fuerzas y no había nada más por romper."

 

" Aniquilado por las emociones y el esfuerzo, se echó en medio de aquel naufragio encogido como un caracol, con la cabeza en las rodillas, y lloró hasta quedarse dormido."

 

" Se aproximó a tientas a la puerta, tropezó y lanzó una maldición al sentir que su mano caía sobre un trozo de vidrio."

 

" —¿Estás redecorando tu pieza, Alex? —se burló Andrea, mientras Nicole se tapaba la cara para ahogar la risa."

 

" Alex les cerró la puerta en las narices y se sentó en el suelo a pensar, apretándose el corte de la mano con los dedos."

 

" La idea de morir desangrado le pareció tentadora, al menos se libraría de enfrentar a sus padres después de lo que había hecho, pero enseguida cambió de parecer."

 

" Debía lavarse la herida antes que se le infectara, decidió."

 

" Salió con paso vacilante, a tientas porque apenas veía; sus lentes se perdieron en el desastre y tenía los ojos hinchados de llorar."

 

" Se asomó en la cocina, donde estaba el resto de la familia, incluso su madre, con un pañuelo de algodón atado en la cabeza, que le daba el aspecto de una refugiada."

 

" Lisa ahogó una exclamación al ver la camiseta manchada con sangre de su hijo, pero cuando su marido le hizo una seña cogió a las dos niñas por los brazos y se las llevó sin decir palabra."

 

" John Coid se aproximó a Alex para atender la mano herida."

 

" —No sé lo que me pasó, papá."

 

" —De todos modos se le iba a caer el pelo a la mamá, ¿verdad? —preguntó el muchacho."

 

" Estaba satisfecho de su vida, como estudiante y deportista era bueno, aunque no excelente, era amistoso y no se metía en problemas graves."

 

" Se consideraba una persona bastante normal, al menos en comparación con los monstruos de la naturaleza que había en este mundo, como esos chicos que entraron con metralletas a un colegio en Colorado y masacraron a sus compañeros."

 

" Dos días más tarde Alex se despidió del lugar donde habían transcurrido los quince años de su existencia."

 

" Se llevó consigo la imagen de su madre en la puerta de la casa, con un gorro cubriendo su cabeza afeitada, sonriendo y diciéndole adiós con la mano, mientras le corrían lágrimas por las mejillas."

 

" Se veía diminuta, vulnerable y hermosa, a pesar de todo."

 

" Alexander Coid se encontraba en el aeropuerto de Nueva York en medio de una muchedumbre apurada que pasaba por su lado arrastrando maletas y bultos, empujando, atropellando."

 

" Los tres chicos Coid se habían criado jugando en la calle con otros niños, conocían a todo el mundo y entraban a las casas de sus vecinos como a la propia."

 

" A cada rato el hombre se agachaba con dificultad, echaba mano a una bolsa de provisiones y procedía a masticar alguna golosina, sin permitirle dormir o ver la película en paz."

 

" Se felicitó por su buena memoria: podía recordar el número sin vacilar, tal como recordaba su dirección sin haber estado nunca allí, sólo por las tarjetas que le escribía de vez en cuando."

 

" Se le ocurrió llamar a larga distancia a su padre para pedirle instrucciones, pero eso podía costarle todas sus monedas."

 

" ¿Qué podía hacer su padre desde tan lejos? No, decidió, no podía perder la cabeza sólo porque su abuela se atrasara un poco; tal vez estaba atrapada en el tráfico, o andaba dando vueltas en el aeropuerto buscándolo y se habían cruzado sin verse."

 

" Ninguna abuela normal se daría el trabajo de quitar el contenido de cada bombón con una jeringa, reemplazarlo con tabasco, envolver los chocolates en papel plateado y colocarlos de vuelta en la caja, sólo para burlarse de sus nietos."

 

" Tampoco se cansaban de escucharla contar los peligros, reales o imaginarios, que ella había enfrentado en sus viajes por el mundo."

 

" El favorito era de una pitón de ocho metros de largo en Malasia, que se tragó su cámara fotográfica."

 

" «Lástima que no te tragó a ti, abuela», comentó Alex la primera vez que oyó la anécdota, pero ella no se ofendió."

 

" Con razón Lisa Coid se ponía muy nerviosa cuando su suegra llegaba de visita: debía doblar la vigilancia para preservar la salud de sus niños."

 

" Se colocó el chaquetón, se acomodó la mochila en los hombros y salió a la calle."

 

" Se dio cuenta que con la emoción de despedirse de su familia, había olvidado los guantes y el gorro, que nunca tenía ocasión de usar en California y guardaba en un baúl en el garaje, con el resto de su equipo de esquí."

 

" Alex se quedó mirándola maravillado, era casi tan bonita como su amor secreto, Cecilia Burns, a pesar de sus pantalones rotosos, sus botas de soldado y su aspecto más bien sucio y famélico."

 

" En realidad, a su lado Alex se sintió fuerte."

 

" Aguardaron en la calle, pataleando en la nieve para calentarse los pies, durante unos diez minutos, que Morgana aprovechó para ofrecer un apretado resumen de su vida: hacía años que no iba a la escuela —eso era para estúpidos— y se había escapado de su c"

 

" Justo cuando sus orejas se estaban transformando en cubitos de hielo, apareció el bus y ambos subieron."

 

" Para entonces se había quitado el chaquetón naranja y estaba revisando el forro, mientras los otros pasajeros del bus empezaban a reclamar por el atraso en partir."

 

" El muchacho sintió derretirse el hielo de sus orejas y supuso que se le estaban poniendo coloradas, como le ocurría en los momentos culminantes."

 

" Alex había concluido que no existía razón alguna para que Cecilia se fijara en él, pudiendo elegir entre los mejores atletas del colegio."

 

" En nada se distinguía él, sus únicos talentos eran escalar montañas y tocar la flauta, pero ninguna chica con dos dedos de frente se interesaba en cerros o flautas."

 

" Morgana le lanzó un beso burlón con la punta de los dedos, le sacó la lengua al chofer, que la miraba indignado, recogió sus cosas rápidamente y siguió a Alex a la última fila del vehículo, donde se sentaron juntos."

 

" Para evitar mirarla con la boca abierta, como un bobo, hizo la mayor parte del largo viaje en silencio, con la vista fija en el vidrio oscuro de la ventana, donde se reflejaban Morgana y también su propio rostro delgado, con lentes redondos y el cabello "

 

" ¿Cuándo podría afeitarse? No se había desarrollado como varios de sus amigos; todavía era un chiquillo imberbe, uno de los más bajos de su clase."

 

" Su única ventaja era que, a diferencia de otros adolescentes de su colegio, tenía la piel sana, porque apenas le aparecía un grano su padre se lo inyectaba con cortisona."

 

" Al pensar en ella sintió que se le cerraba el pecho y se le cortaba el aire, como si un puño gigantesco lo tuviera cogido por el cuello."

 

" Morgana se había quitado la chaqueta de piel naranja."

 

" Al comprobar que nadie se fijaba en ellos, se metió la mano en la blusa y extrajo del pecho una bolsita mugrienta."

 

" No se consideraba un puritano, ni mucho menos, había probado marihuana y alcohol algunas veces, como casi todos sus compañeros en la secundaria, pero no lograba comprender su atractivo, excepto el hecho de que estaban prohibidos."

 

" Se sentía electrizado, poderoso, casi invencible."

 

" Imitando a su padre, Alex había aprendido a cumplir con sus obligaciones lo mejor posible, sin presumir de nada, pero secretamente se jactaba de tres virtudes que consideraba suyas: valor para escalar montañas, talento para tocar la flauta y claridad par"

 

" Era más difícil reconocer sus defectos, aunque se daba cuenta de que había por lo menos dos que debía tratar de mejorar, tal como le había hecho notar su madre en más de una ocasión: su escepticismo, que lo hacía dudar de casi todo, y su mal carácter, qu"

 

" Su madre aseguraba que eran cosas de la edad y que se le pasarían, pero él no estaba tan seguro como ella."

 

" En las oportunidades en que había probado drogas no había sentido que volaba al paraíso, como decían algunos de sus amigos, sino que se le llenaba la cabeza de humo y se le ponían las piernas como lana."

 

" El chico subió al coche, se colocó el cinturón de seguridad bien apretado y murmuró entre dientes un conjuro de buena suerte, porque su abuela era una terrorista del volante."

 

" Lo condujo a trompicones y frenazos hasta el supermercado, donde adquirió cuatro grandes cigarros de tabaco negro; luego se lo llevó a una calle tranquila, estacionó lejos de miradas indiscretas y procedió a encender un puro para cada uno."

 

" Pronto ya no pudo más, abrió la portezuela y se dejó caer como una bolsa en la calle, enfermo hasta el alma."

 

" Su abuela esperó sonriendo a que acabara de vaciar el estómago, sin ofrecerse para sostenerle la frente y consolarlo, como hubiera hecho su madre, y luego encendió otro cigarro y se lo pasó."

 

" Su padre creyó que era un virus y su madre sospechó al punto de su suegra, pero no se atrevió a acusarla directamente de envenenar al nieto."

 

" Morgana se encogió de hombros y guardó sus tesoros en espera de una ocasión más apropiada."

 

" Estaban llegando a la estación de buses, en pleno centro de la ciudad, y debían bajarse."

 

" Alex se cruzaba con la gente sin distinguir sus rostros, sólo sus figuras encorvadas envueltas en abrigos oscuros, caminando deprisa."

 

" Alex debió saltar a un lado para esquivar a una rata con la cola mordida y sangrante, que estaba en el medio de la acera y no se movió cuando pasaron."

 

" Un hombre joven, muy alto y desgarbado, pasó gritando que el mundo se iba a acabar y le puso en la mano una hoja de papel arrugada, en la cual aparecía una rubia de labios gruesos y medio desnuda ofreciendo masajes."

 

" Pensó que se encontraba sumido en una pesadilla de ciencia ficción, en una pavorosa megápolis de cemento, acero, vidrio, polución y soledad."

 

" Detrás de un largo mesón de formica había un par de empleados asiáticos sirviendo unos platos grasientos Morgana se instaló en un taburete frente al mesón y procedió a estudiar el menú, escrito con tiza en una pizarra en la pared."

 

" Alex comprendió que le tocaría pagar la comida y se dirigió al baño para rescatar los billetes que llevaba escondidos en las botas."

 

" Pensó en los gérmenes y en las innumerables enfermedades que se pueden contraer en un baño público, como decía su padre."

 

" Contó su dinero con un suspiro; él no comería y esperaba que Morgana se conformara con un plato barato, no parecía ser de las que comen mucho."

 

" Se colocó nuevamente las botas, guardó el dinero en un compartimiento de su mochila y salió del cubículo."

 

" Al pasar frente al lavatorio puso su mochila en el suelo, se acomodó el vendaje de la mano izquierda, se lavó meticulosamente la mano derecha con jabón, se echó bastante agua en la cara para despejar el cansancio y luego se secó con papel."

 

" Al inclinarse para recoger la mochila se dio cuenta, horrorizado, que había desaparecido."

 

" El robo había ocurrido en menos de un minuto, el ladrón no podía estar lejos, si se apuraba podría alcanzarlo antes que se perdiera entre la multitud de la calle."

 

" Nadie notó su agitación, nadie se volvió a mirarlo cuando gritó que le habían robado."

 

" Alex adivinó en un instante quién lo había seguido discretamente quién había aguardado al otro lado de la puerta del baño calculando su oportunidad, quién se había llevado su mochila en un abrir y cerrar de ojos."

 

" Se dio una palmada en la frente."

 

" Apenas logró tranquilizarse y recuperar el habla, se acercó a un hombre que masticaba una hamburguesa y le preguntó cómo podía llegar a la calle Catorce con la Segunda Avenida."

 

" El tipo se encogió de hombros y no le contestó."

 

" Sintiéndose insultado, el muchacho se puso rojo."

 

" Decidió que era cosa de lógica: debía averiguar para qué lado quedaba la Segunda Avenida y contar las calles, muy sencillo; pero no le pareció tan sencillo cuando averiguó que se encontraba en la calle Cuarenta y dos con la Octava Avenida y calculó cuánt"

 

" El barrio le pareció decrépito, sucio y feo, no había un árbol por ninguna parte y desde hacía un buen rato no se veía gente."

 

" Pensó que sólo un desesperado como él podía andar a esa hora por las peligrosas calles de Nueva York, sólo se había librado de ser víctima de un atraco porque ningún bandido tenía ánimo para salir en ese frío."

 

" Tocó el timbre y de inmediato la voz ronca y áspera de Kate Coid preguntó quién se atrevía a molestar a esa hora de la noche."

 

" Estaba helado hasta los huesos y nunca en su vida había necesitado tanto echarse en los brazos de alguien, pero cuando por fin se abrió la puerta del ascensor en el piso once y se encontró ante su abuela, estaba determinado a no permitir que ella lo vier"

 

" Una larga piel de culebra se extendía a lo largo de toda una pared."

 

" Había pertenecido a la famosa pitón que se tragó la cámara fotográfica en Malasia."

 

" El cabello gris, que ella misma se cortaba a tijeretazos sin mirarse al espejo, se paraba en todas direcciones, como si jamás se lo hubiera peinado."

 

" Se jactaba de sus dientes, grandes y fuertes, capaces de partir nueces y destapar botellas; también estaba orgullosa de no haberse quebrado nunca un hueso, no haber consultado jamás a un médico y haber sobrevivido desde a ataques de malaria hasta picadur"

 

" Invierno y verano se vestía con los mismos pantalones bolsudos y un chaleco sin mangas, con bolsillos por todos lados, donde llevaba lo indispensable para sobrevivir en caso de cataclismo."

 

" En algunas ocasiones, cuando era necesario vestirse elegante, se quitaba el chaleco y se ponía un collar de colmillos de oso, regalo de un jefe apache."

 

" Aunque a veces les daba vergüenza presentarla a sus amigos, en el fondo se sentían orgullosos de que un miembro de su familia fuera casi una celebridad."

 

" —Supongo que me vas a decir que aprenda a no confiar en nadie —masculló el muchacho sonrojándose."

 

" La tomó delicadamente y se la llevó a los labios."

 

" Al soplar, las notas escaparon del instrumento con tal belleza, que él mismo se sorprendió."

 

" El muchacho lo abrió al azar y leyó los síntomas de una enfermedad mortal que se adquiere por comer el cerebro de los antepasados."

 

" —Nunca se sabe lo que le ponen a las albóndigas —replicó su abuela."

 

" Alex se estremeció."

 

" Se habían encontrado huellas enormes."

 

" ¡Ah! Un detalle importante: dicen que despide un olor tan penetrante, que los animales y las personas se desmayan o se paralizan en su proximidad."

 

" —Si la gente se desmaya, entonces nadie lo ha visto."

 

" —Exactamente, pero por las huellas se sabe que camina en dos patas."

 

" En fin, no se conoce el número exacto."

 

" —No se sabe, en realidad."

 

" Si creen que alguien les ha robado el alma, o ha caminado sobre sus huellas, o se ha apoderado de sus sueños, por ejemplo, eso es peor que estar muerto."

 

" También había estado con cierta tribu de indios del Amazonas y sostenía que eran los más salvajes del planeta: al primer descuido se comían a sus prisioneros."

 

" —En el colegio estudiamos el Amazonas en una clase de ecología —comentó Alex, a quien ya se le cerraban los ojos."

 

" Esperó que se durmiera y lo tapó con un par de mantas."

 

" Durante horas y horas habían visto desde el aire una interminable extensión de bosque, todo del mismo verde intenso, atravesada por ríos que se deslizaban como luminosas serpientes."

 

" Kate informó a su nieto que subirían por el río Negro hasta el Alto Orinoco, un triángulo casi inexplorado donde se concentraba la mayor parte de las tribus."

 

" De allí se suponía que provenía la Bestia."

 

" —No hay manifestaciones de arte entre ellos, sólo se pintan el cuerpo y se decoran con plumas —explicó Alex."

 

" Allí hay lugares donde los espíritus se aparecen a plena luz del día —explicó Kate."

 

" —Con la edad se adquiere cierta humildad, Alexander."

 

" A tu edad se puede ser arrogante y no importa mucho hacer el ridículo —replicó ella secamente."

 

" Allí se reunieron con los otros miembros de la expedición del International Geographic."

 

" Esa era también una ciudad de traficantes donde la ley era frágil y se quebraba fácilmente: drogas, diamantes, oro, maderas preciosas, armas."

 

" Ese día se celebraba una fiesta y la población andaba alegre, como en carnaval: pasaban bandas de músicos por las calles, la gente bailaba y bebía, muchos iban disfrazados."

 

" Se hospedaron en un moderno hotel, pero no pudieron dormir por el estruendo de la música, los petardos y los cohetes."

 

" Al día siguiente el profesor Leblanc amaneció de muy mal humor por la mala noche y exigió que se embarcaran lo antes posible, porque no quería pasar ni un minuto más de lo indispensable en esa ciudad desvergonzada, como la calificó."

 

" La tripulación y la mayoría de los pasajeros eran caboclos, como se llamaba a la gente del Amazonas, mezcla de varias razas: blanco, indio y negro."

 

" Se movía con gracia, como si bailara al son de un ritmo secreto Los hombres la seguían con la vista, pero ella parecía no darse cuenta de la impresión que su hermosura provocaba —Debemos ir bien preparados —dijo Leblanc señalando sus armas."

 

" Hablaba en general, pero era evidente que se dirigía sólo a la doctora Torres—."

 

" Son guerreros brutales, crueles y traicioneros Tal como describo en mi libro, matan para probar su valor y mientras más asesinatos cometen, más alto se colocan en la jerarquía de la tribu."

 

" Se trata de la competencia mortal que existe en la naturaleza."

 

" Entre los lobos, por ejemplo, el macho más agresivo controla a todos los demás y se queda con las mejores hembras."

 

" Se pintan el cuerpo, preparan sus armas, cantan, bailan y parten a hacer una incursión en el shabono de otra tribu."

 

" Se amenazan y se dan unos cuantos garrotazos, pero rara vez hay más de uno o dos muertos."

 

" Avanzaban a paso de tortuga y apenas se ponía el sol debían detenerse, para evitar ser golpeados por los troncos que arrastraba la corriente."

 

" A veces, donde el río se presentaba limpio y calmo, aprovechaban para pescar o nadar un rato."

 

" Los dos primeros días se cruzaron con embarcaciones de diversas clases, desde lanchas a motor y casas flotantes hasta sencillas canoas talladas en troncos de árbol, pero después quedaron solos en la inmensidad de aquel paisaje."

 

" El transporte se hacía por el río y la única forma de enviar o recibir un mensaje era por radio."

 

" Al muchacho americano le parecía increíble que se pudiera vivir sin teléfono."

 

" Una estación de Manaos transmitía mensajes personales sin interrupciones, así se enteraba la gente de las noticias, sus negocios y sus familias."

 

" En ambas orillas del río la selva se alzaba amenazante."

 

" Las órdenes del capitán fueron claras: no alejarse por ningún motivo, porque bosque adentro se pierde el sentido de la orientación."

 

" Se sabía de extranjeros que, estando a pocos metros del río, habían muerto desesperados sin encontrarlo."

 

" Cuando se trataba de un ejemplar pequeño, el caboclo lo encandilaba con una linterna, luego saltaba al agua y lo atrapaba, sujetándole las mandíbulas con una mano y la cola con otra."

 

" El tiempo transcurría lento, las horas se arrastraban eternas, sin embargo Alex no se aburría."

 

" Se sentaba en la proa del bote a observar la naturaleza, leer y tocar la flauta de su abuelo."

 

" La selva parecía animarse y responder al sonido del instrumento, hasta los ruidosos tripulantes y pasajeros del barco se callaban para escucharlo; ésas eran las únicas ocasiones en que Kate Coid le prestaba atención."

 

" Lo miraba de arriba abajo con evidente desdén y le contestaba que hay dos clases de problemas, los que se arreglan solos y los que no tienen solución, así es que no la molestara con tonterías."

 

" Menos mal que su mano había sanado rápidamente, si no ella sería capaz de resolver el asunto sugiriendo que se la amputara."

 

" Todo en ese viaje resultaba tan diferente al mundo en que el muchacho se había criado, que se sentía como un visitante de otra galaxia."

 

" Se dedicó a tomar fotografías con la cámara de su abuela para llevar pruebas de vuelta a California."

 

" ¡Sus amigos jamás le creerían que había tenido en las manos un caimán de casi un metro de largo! Su problema más grave era alimentarse."

 

" Tenían un aspecto tan humano, que se sintió enfermo al verlos: parecían dos niños quemados."

 

" A la mañana siguiente pescaron una pirarucú, un enorme pez cuya carne resultó deliciosa para todos menos para él, porque se negó a probarla."

 

" Su madre, cansada de batallar para obligarlo a comer, se había resignado desde entonces a servirle los alimentos que le gustaban."

 

" Varias veces al día caía una breve y torrencial lluvia; debió acostumbrarse a la permanente humedad, al hecho de que la ropa nunca se secaba del todo."

 

" Los extranjeros se defendían empapándose en insecticida, sobre todo Ludovic Leblanc, quien no perdía ocasión de recitar la lista de enfermedades transmitidas por insectos, desde el tifus hasta la malaria."

 

" Al tercer día, durante una mañana radiante, la embarcación se detuvo porque había un problema con el motor."

 

" Mientras el capitán procuraba arreglar el desperfecto, el resto de la gente se echó bajo techo a descansar."

 

" Hacía demasiado calor para moverse, pero Alex decidió que era el lugar perfecto para refrescarse."

 

" Saltó al agua, que parecía baja y calma como un plato de sopa, y se hundió como una piedra."

 

" El muchacho se alejó nadando del bote —le habían dicho que los caimanes prefieren las orillas— y flotó de espaldas en el agua tibia por largo rato, abierto de brazos y piernas, mirando el cielo y pensando en los astronautas, que conocían su inmensidad."

 

" Se sintió tan seguro, que cuando algo pasó veloz rozando su mano tardó un instante en reaccionar."

 

" Sin tener idea de qué clase de peligro acechaba —tal vez los caimanes no se quedaban sólo en las orillas, después de todo —empezó a bracear con todas sus fuerzas de vuelta a la embarcación, pero lo detuvo en seco la voz de su abuela gritándole que no se "

 

" Se mantuvo a flote lo más quieto posible y entonces vio a su lado un pez enorme."

 

" Creyó que era un tiburón y el corazón se le detuvo, pero el pez dio una corta vuelta y regresó curioso, colocándose tan cerca, que pudo ver su sonrisa."

 

" El magnífico animal circulaba a su alrededor a gran velocidad, saltaba por encima de él, se detenía a pocos centímetros de su cara, observándolo con una expresión simpática."

 

" A medida que se internaban por el río Negro, la vegetación se volvía más voluptuosa, el aire más espeso y fragante, el tiempo más lento y las distancias más incalculables."

 

" De trecho en trecho la embarcación se iba desocupando, los pasajeros descendían con sus bultos y sus animales en las chozas o pequeños villorrios de la orilla."

 

" Las radios a bordo ya no recibían los mensajes personales de Manaos ni atronaban con los ritmos populares, los hombres se callaban mientras la naturaleza vibraba con una orquesta de pájaros y monos."

 

" Santa María de la Lluvia se levantaba como un error humano en medio de una naturaleza abrumadora, que amenazaba con tragársela en cualquier momento."

 

" Los forasteros iban ocupando la región sin que nadie se los impidiera, empujando a los indios más y más hacia las zonas inexpugnables o matándolos con impunidad."

 

" Soy César Santos y ésta es mi hija Nadia — se presentó."

 

" Alex pensó que, si Andrea viera esos adornos, los copiaría de inmediato, y que si Nicole, su hermana menor, viera el monito negro que la chica llevaba sentado sobre un hombro, se moriría de envidia."

 

" Mientras la doctora Torres, ayudada por dos monjas que fueron a recibirla, se llevaba a los misioneros mormones al diminuto hospital, César Santos dirigió el desembarco de los numerosos bultos de la expedición."

 

" Se disculpó por no haberlos esperado en Manaos, como habían acordado."

 

" Explicó que su avioneta había sobrevolado todo el Amazonas, pero era muy antigua y en las últimas semanas se le caían piezas del motor."

 

" Cajas de cerveza se amontonaban por todos lados y sobre el mesón se alineaban botellas de licor."

 

" Al comienzo Alex, turbado, no se atrevía a mirar los senos de las mujeres, pero rápidamente se le acostumbró la vista y a los cinco minutos dejaron de llamarle la atención."

 

" Por primera vez en su vida Alex se sintió alto."

 

" Se salvaron de ser esclavizados durante la conquista en el siglo XVI porque permanecieron aislados."

 

" —Después de la puesta de sol no se aventuren fuera de los limites de la aldea, es peligroso —les advirtió César Santos."

 

" Siguiendo los consejos de Leblanc, quien hablaba como un experto en peligros de la selva, Alex se metió los pantalones dentro de los calcetines y las botas, para evitar que las voraces sanguijuelas le chuparan la sangre."

 

" Nadia, que andaba casi descalza, se rió."

 

" Mi mamá se fue hace tres años —aclaró la niña."

 

" —¿Por qué se fue? —No pudo habituarse aquí, tenía mala salud y empeoró cuando la Bestia empezó a rondar."

 

" Al final la doctora Torres se la llevó en un helicóptero."

 

" Pero si viene, Borobá me advertiría a tiempo —replicó la niña, acariciando al monito negro, que nunca se separaba de ella."

 

" Para escapar de la lluvia, los dos chicos se metieron en la iglesia, donde encontraron a un hombre alto y fornido, con unas tremendas espaldas de leñador y el cabello blanco, a quien Nadia presentó como el padre Valdomero."

 

" Carecía por completo de la solemnidad que se espera de un sacerdote: estaba en calzoncillos, con el torso desnudo, encaramado a una escalera pintando las paredes con cal."

 

" —Llegué cuando se fundó este pueblo, hace casi cuarenta años, y estaba aquí cuando vinieron las hormigas."

 

" Un indio preso es un indio muerto: se mete hacia adentro, deja de comer y respirar y se muere —contó el padre Valdomero."

 

" —¿Qué vio exactamente? —Lo he contado muchas veces: un gigante de más de tres metros de altura, que se movía muy lentamente y despedía un olor terrible."

 

" Se había pintado de insecticida de pies a cabeza y había contratado a un indio llamado Karakawe para que lo abanicara con una hoja de banano."

 

" Leblanc exigió que la expedición se pusiera en marcha hacia el Alto Orinoco al día siguiente, porque él no podía perder tiempo en esa aldea insignificante."

 

"Inventaban teorías contradictorias y se peleaban entre ellos a tiros y cuchilladas; otros tiranizaban a las tribus y acababan creyéndose dioses."

 

" Por su parte Ludovic Leblanc estaba muy impresionado con Mauro Carías, porque la expedición se había formado gracias a los contactos internacionales de ese hombre."

 

" Nadie quiere internarse en el triángulo donde se supone que habita —dijo Carías."

 

" —Imagino que la Bestia también interfiere con sus negocios por esos lados, señor Carías, tal como interfieren las tribus —continuó Kate Coid, quien cuando se interesaba en algo no soltaba la presa."

 

" El capitán Ariosto le explicará la ley —intervino César Santos, quien conocía a la doctora y evidentemente se sentía atraído por ella."

 

" Los dos primeros días se cruzaron con embarcaciones de diversas clases, desde lanchas a motor y casas flotantes hasta sencillas canoas talladas en troncos de árbol, pero después quedaron solos en la inmensidad de aquel paisaje."

 

" El transporte se hacía por el río y la única forma de enviar o recibir un mensaje era por radio."

 

" Al muchacho americano le parecía increíble que se pudiera vivir sin teléfono."

 

" Una estación de Manaos transmitía mensajes personales sin interrupciones, así se enteraba la gente de las noticias, sus negocios y sus familias."

 

" En ambas orillas del río la selva se alzaba amenazante."

 

" Las órdenes del capitán fueron claras: no alejarse por ningún motivo, porque bosque adentro se pierde el sentido de la orientación."

 

" Se sabía de extranjeros que, estando a pocos metros del río, habían muerto desesperados sin encontrarlo."

 

" Cuando se trataba de un ejemplar pequeño, el caboclo lo encandilaba con una linterna, luego saltaba al agua y lo atrapaba, sujetándole las mandíbulas con una mano y la cola con otra."

 

" El tiempo transcurría lento, las horas se arrastraban eternas, sin embargo Alex no se aburría."

 

" Se sentaba en la proa del bote a observar la naturaleza, leer y tocar la flauta de su abuelo."

 

" La selva parecía animarse y responder al sonido del instrumento, hasta los ruidosos tripulantes y pasajeros del barco se callaban para escucharlo; ésas eran las únicas ocasiones en que Kate Coid le prestaba atención."

 

" Lo miraba de arriba abajo con evidente desdén y le contestaba que hay dos clases de problemas, los que se arreglan solos y los que no tienen solución, así es que no la molestara con tonterías."

 

" Menos mal que su mano había sanado rápidamente, si no ella sería capaz de resolver el asunto sugiriendo que se la amputara."

 

" Todo en ese viaje resultaba tan diferente al mundo en que el muchacho se había criado, que se sentía como un visitante de otra galaxia."

 

" Se dedicó a tomar fotografías con la cámara de su abuela para llevar pruebas de vuelta a California."

 

" ¡Sus amigos jamás le creerían que había tenido en las manos un caimán de casi un metro de largo! Su problema más grave era alimentarse."

 

" Tenían un aspecto tan humano, que se sintió enfermo al verlos: parecían dos niños quemados."

 

" A la mañana siguiente pescaron una pirarucú, un enorme pez cuya carne resultó deliciosa para todos menos para él, porque se negó a probarla."

 

" Su madre, cansada de batallar para obligarlo a comer, se había resignado desde entonces a servirle los alimentos que le gustaban."

 

" Varias veces al día caía una breve y torrencial lluvia; debió acostumbrarse a la permanente humedad, al hecho de que la ropa nunca se secaba del todo."

 

" Los extranjeros se defendían empapándose en insecticida, sobre todo Ludovic Leblanc, quien no perdía ocasión de recitar la lista de enfermedades transmitidas por insectos, desde el tifus hasta la malaria."

 

" Al tercer día, durante una mañana radiante, la embarcación se detuvo porque había un problema con el motor."

 

" Mientras el capitán procuraba arreglar el desperfecto, el resto de la gente se echó bajo techo a descansar."

 

" Hacía demasiado calor para moverse, pero Alex decidió que era el lugar perfecto para refrescarse."

 

" Saltó al agua, que parecía baja y calma como un plato de sopa, y se hundió como una piedra."

 

" El muchacho se alejó nadando del bote —le habían dicho que los caimanes prefieren las orillas— y flotó de espaldas en el agua tibia por largo rato, abierto de brazos y piernas, mirando el cielo y pensando en los astronautas, que conocían su inmensidad."

 

" Se sintió tan seguro, que cuando algo pasó veloz rozando su mano tardó un instante en reaccionar."

 

" Sin tener idea de qué clase de peligro acechaba —tal vez los caimanes no se quedaban sólo en las orillas, después de todo —empezó a bracear con todas sus fuerzas de vuelta a la embarcación, pero lo detuvo en seco la voz de su abuela gritándole que no se "

 

" Se mantuvo a flote lo más quieto posible y entonces vio a su lado un pez enorme."

 

" Creyó que era un tiburón y el corazón se le detuvo, pero el pez dio una corta vuelta y regresó curioso, colocándose tan cerca, que pudo ver su sonrisa."

 

" El magnífico animal circulaba a su alrededor a gran velocidad, saltaba por encima de él, se detenía a pocos centímetros de su cara, observándolo con una expresión simpática."

 

" A medida que se internaban por el río Negro, la vegetación se volvía más voluptuosa, el aire más espeso y fragante, el tiempo más lento y las distancias más incalculables."

 

" De trecho en trecho la embarcación se iba desocupando, los pasajeros descendían con sus bultos y sus animales en las chozas o pequeños villorrios de la orilla."

 

" Las radios a bordo ya no recibían los mensajes personales de Manaos ni atronaban con los ritmos populares, los hombres se callaban mientras la naturaleza vibraba con una orquesta de pájaros y monos."

 

" Santa María de la Lluvia se levantaba como un error humano en medio de una naturaleza abrumadora, que amenazaba con tragársela en cualquier momento."

 

" Los forasteros iban ocupando la región sin que nadie se los impidiera, empujando a los indios más y más hacia las zonas inexpugnables o matándolos con impunidad."

 

" Soy César Santos y ésta es mi hija Nadia — se presentó."

 

" Alex pensó que, si Andrea viera esos adornos, los copiaría de inmediato, y que si Nicole, su hermana menor, viera el monito negro que la chica llevaba sentado sobre un hombro, se moriría de envidia."

 

" Mientras la doctora Torres, ayudada por dos monjas que fueron a recibirla, se llevaba a los misioneros mormones al diminuto hospital, César Santos dirigió el desembarco de los numerosos bultos de la expedición."

 

" Se disculpó por no haberlos esperado en Manaos, como habían acordado."

 

" Explicó que su avioneta había sobrevolado todo el Amazonas, pero era muy antigua y en las últimas semanas se le caían piezas del motor."

 

" Cajas de cerveza se amontonaban por todos lados y sobre el mesón se alineaban botellas de licor."

 

" Al comienzo Alex, turbado, no se atrevía a mirar los senos de las mujeres, pero rápidamente se le acostumbró la vista y a los cinco minutos dejaron de llamarle la atención."

 

" Por primera vez en su vida Alex se sintió alto."

 

" Se salvaron de ser esclavizados durante la conquista en el siglo XVI porque permanecieron aislados."

 

" —Después de la puesta de sol no se aventuren fuera de los limites de la aldea, es peligroso —les advirtió César Santos."

 

" Siguiendo los consejos de Leblanc, quien hablaba como un experto en peligros de la selva, Alex se metió los pantalones dentro de los calcetines y las botas, para evitar que las voraces sanguijuelas le chuparan la sangre."

 

" Nadia, que andaba casi descalza, se rió."

 

" Mi mamá se fue hace tres años —aclaró la niña."

 

" —¿Por qué se fue? —No pudo habituarse aquí, tenía mala salud y empeoró cuando la Bestia empezó a rondar."

 

" Al final la doctora Torres se la llevó en un helicóptero."

 

" Pero si viene, Borobá me advertiría a tiempo —replicó la niña, acariciando al monito negro, que nunca se separaba de ella."

 

" Para escapar de la lluvia, los dos chicos se metieron en la iglesia, donde encontraron a un hombre alto y fornido, con unas tremendas espaldas de leñador y el cabello blanco, a quien Nadia presentó como el padre Valdomero."

 

" Carecía por completo de la solemnidad que se espera de un sacerdote: estaba en calzoncillos, con el torso desnudo, encaramado a una escalera pintando las paredes con cal."

 

" —Llegué cuando se fundó este pueblo, hace casi cuarenta años, y estaba aquí cuando vinieron las hormigas."

 

" Un indio preso es un indio muerto: se mete hacia adentro, deja de comer y respirar y se muere —contó el padre Valdomero."

 

" —¿Qué vio exactamente? —Lo he contado muchas veces: un gigante de más de tres metros de altura, que se movía muy lentamente y despedía un olor terrible."

 

" Se había pintado de insecticida de pies a cabeza y había contratado a un indio llamado Karakawe para que lo abanicara con una hoja de banano."

 

" Leblanc exigió que la expedición se pusiera en marcha hacia el Alto Orinoco al día siguiente, porque él no podía perder tiempo en esa aldea insignificante."

 

"Inventaban teorías contradictorias y se peleaban entre ellos a tiros y cuchilladas; otros tiranizaban a las tribus y acababan creyéndose dioses."

 

" Por su parte Ludovic Leblanc estaba muy impresionado con Mauro Carías, porque la expedición se había formado gracias a los contactos internacionales de ese hombre."

 

" Nadie quiere internarse en el triángulo donde se supone que habita —dijo Carías."

 

" —Imagino que la Bestia también interfiere con sus negocios por esos lados, señor Carías, tal como interfieren las tribus —continuó Kate Coid, quien cuando se interesaba en algo no soltaba la presa."

 

" El capitán Ariosto le explicará la ley —intervino César Santos, quien conocía a la doctora y evidentemente se sentía atraído por ella."

 

"Hablaba inglés con un fuerte acento venezolano y como mantenía siempre un cigarro entre los dientes, no era mucho lo que se le entendía."

 

" —Cálmate, bonita —sonrió Mauro Carías acariciando el cabello de Nadia, quien de inmediato se puso fuera de su alcance."

 

 

 

 

 

Source: These random sentences are from the parts of books found on Internet. Used for learning purposes only.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>